Visitar Potsdam

0
127

Visitar Postdam

Postdam la ciudad más grande y capital del estado de Brandeburgo, que rodea la ciudad-estado de Berlín. Es una ciudad con más de mil años de historia y a pesar de los daños sufridos durante la Segunda Guerra Mundial, sigue siendo una de las más bonitas del país.

Ubicada a sólo 20 minutos en tren desde Berlín, también se puede llegar a ella en barco o realizar paseos en sus muchos lagos o en su río, el Havel.

Ofrece uno de los paisajes y un conjunto arquitectónico mas espectaculares de Alemania, que condensa especialmente los siglos XVII, XVIII y XIX, en los que la Dinastía Hohenzollern reinó los territorios prusianos de los que Potsdam formaba parte. Aquí tuvieron sus residencias algunos de los más influyentes reyes y príncipes prusianos.




Qué ver en Potsdam

A pesar de su tamaño, hay mucha historia para conocer en la ciudad.

Palacio Sanssouci

Considerado a menudo el “Versalles Alemán”, el Palacio Sanssouci es uno de los lugares más populares de Potsdam. Merece la pena disfrutar de un paseo sin prisa por los preciosos jardines que lo rodean.

Barrio Holandés

El Barrio Holandés fue construido entre 1734 y 1742 para los inmigrantes invitados a repoblar y trabajar en estas tierras, despobladas tras diferentes guerras. Se trata de 150 casas de ladrillo rojo, de estilo holandés. Hoy es un bohemio barrio de artistas, con cafés, restaurantes y atelliers abiertos al público.

Palacio de Babelsberg

El Palacio neogótico de Babelsberg fue construido entre 1833 y 1835 como residencia de verano del emperador Guillermo I. Se trata de un romántico lugar situado a orillas del río Havel que, aunque no siempre se puede visitar por dentro debido a las tareas de remodelación, posee un exterior inigualable.

Palacio Nuevo

El enorme edificio renacentista del Palacio Nuevo (Neues Palais) destaca por su sobria apariencia formada por ladrillo visto y por la bonita cúpula de cobre de color verdoso que lo corona.

Puente Glienicke (Glienicker Brücke)

Construido en 1907, el Puente Glienicke cruza el río Havel conectando las ciudades de Berlín y Potsdam. El puente, denominado como “Puente de los espías”, fue el lugar elegido por la Unión Soviética y los Estados Unidos para realizar los intercambios de los espías capturados durante la Guerra Fría.

Palacio de Cecilienhof

El hermoso Palacio de Cecilienhof, con apariencia similar a una enorme casa de campo inglesa, es hoy un hotel además de un museo que cuenta con una importante historia, ya que fue el lugar en el que se redactó la Conferencia de Potsdam.

Puerta de Brandenburgo

A pesar de que la puerta más famosa se encuentra en Berlín, la Puerta de Brandenburgo de Potsdam fue construida con anterioridad. Se encuentra situada en el centro histórico de la ciudad, junto a la Luisenplatz.

Palacio de Charlottenhof

Se trata de un precioso palacete neoclásico, con aspecto de villa romana, construido sobre los cimientos de una antigua granja.

Cómo llegar a Potsdam

Aunque siempre se puede ir en autobús o alquilar un coche, lo más cómodo es llegar en tren o con una excursión organizada:

La ciudad se encuentra a escasos 45 minutos de la estación principal de Berlín y la línea de S-Bahn (cercanías) S7 hace el trayecto cada 10-15 minutos hasta Potsdam Hauptbahnhof.

Los trenes regionales son un poco más rápidos, y hacen más paradas en la ciudad, llevando a los visitantes directamente a Potsdam-Charlottenhof y Potsdam-Sanssouci, donde pueden acceder al parque de Sanssouci y los palacios impresionantes de la zona.

Si prefieres conducir, la autopista A115 te lleva directamente a Potsdam; el viaje dura unos 40 minutos.

Dejar respuesta